Daños por lluvia en tu hogar: ¿qué cubre el seguro?

Daños por lluvia en tu hogar: ¿qué cubre el seguro?

Los fenómenos atmosféricos y el seguro de hogar

Los seguros de hogar tienen coberturas normalmente para incendiosrobos y daños causados por fenómenos atmosféricos como la lluvia, la nieve, el granizo, el viento e incluso los terremotos. El seguro de hogar quiere protegerte frente a las posibles eventualidades que pueden ocurrir en tu casa y los bienes e instalaciones dentro de ella.

Al contratar una póliza, para proteger tu hogar, puedes cubrir los riesgos que afecten tanto al contenido como al continente. Con la cobertura de continente tendrás cubiertos los daños en puertas, antenas, cristales… y con la cobertura de contenido podrías cubrir los desperfectos en muebles y otras propiedades que se pueden causar por ejemplo por el desbordamiento de un río.

Los daños por lluvia

En España, más de un tercio de los siniestros en el hogar que ocurren son causados por el agua, por lo que es muy posible que en tu casa puedas sufrir estos daños.

Las coberturas de daños por agua son opcionales y según la compañía, puede que los daños por filtraciones y goteras debido a la lluvia no están cubiertas. Pero normalmente, casi todos los seguros de hogar cubren los daños por lluvia siempre que la intensidad de la precipitación supere los límites acordados en la póliza, normalmente suelen ser unos 40 litros por metro cuadrado y hora. Si por algún casual, las precipitaciones de lluvia superan esa intensidad, el asegurado sería indemnizado.

Extracción de lodos

En algunas ocasiones, si como consecuencia de lluvia se ha formado lodo en tu vivienda y necesitas extraerlo, el seguro podría hacerse cargo de los gastos que se generarían en ese concepto, siempre y cuando esto esté recogido en la póliza.

Inundaciones

Si tu casa sufre una inundación provocada por la lluvia o la nieve debes de notificar el siniestro a tu compañía. Si sufres una inundación que se origina fuera de tu casa es el Consorcio de Compensación de Seguros el que se hará cargo.

El seguro de hogar cubre los daños derivados de la lluvia, granizo o las inundaciones, pero el Consorcio se hace responsable de las inundaciones catalogadas como extraordinarias.

Limitaciones de la cobertura por lluvia

Como ya hemos dicho, el límite para que el seguro de hogar te cubra los daños tiene que superar los 40 litros por hora y metro cuadrado, pero además, según la compañía donde estés asegurado, las goteras y filtraciones son daños que quizás no se cubran.

También existe la exclusión por la que no tendrás indemnización, en el caso en que hayas olvidado cerrar las puertas o ventanas por las que se filtró el agua, si el cierre de estas es defectuoso la compañía también puede negarse a pagar.

La última de las limitaciones por las que el seguro no se hará responsable son los daños que se producen debido a defectos de construcción o falta de mantenimiento en el edificio u hogar.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *